Case IH ofrece tecnología automatizada en las nuevas cosechadoras Axial-Flow

Case IH incluye la tecnología automatizada AFS Harvest Command en sus modelos insignia de la serie de cosechadoras 250.


El sistema de trilla y separación de la Axial-Flow de Case IH lleva demostrando sus capacidades durante más de cuatro décadas de trabajo en explotaciones de todo el mundo, utilizando un solo componente móvil —el rotor— para trillar y luego separar el grano del resto de materiales, sin la separación de cilindro y cóncavo ni interrupción del flujo de cultivo. En las últimas cosechadoras Axial-Flow serie 250, las capacidades del sistema se han mejorado aún más con la nueva tecnología AFS Harvest Command.


Esta tecnología, basada en la información que la cosechadora recibe de los sensores de pérdida, una cámara de calidad del grano y una serie de sensores de presión de criba, monitoriza los principales criterios de funcionamiento, desde la velocidad de avance y la carga del motor hasta el control de la velocidad de alimentación y los ajustes de las cribas. Los exclusivos sensores de presión de criba proporcionan una medición precisa de la carga en las cribas, permitiendo al sistema determinar la diferencia entre una sobrecarga de las cribas y las pérdidas.




La cámara de grano identifica los granos dañados y rotos, además del material que no es grano (MOG), y realiza automáticamente los ajustes necesarios para cumplir los objetivos de calidad del grano establecidos por el operador en cultivos que abarcan desde trigo y cebada hasta maíz, soja, colza y arroz.


Los últimos modelos Axial-Flow serie 250 también ofrecen las ventajas del sistema de gestión y transferencia bidireccional e inalámbrica de datos AFS Connect, que permite a los propietarios gestionar con precisión los datos de sus explotaciones, campos y flotas desde su ordenador, teléfono o tablet. Entre las ventajas se encuentran la capacidad de coordinar la descarga, el mantenimiento y el repostaje y de recibir notificaciones sobre el rendimiento, la humedad y otros datos de la cosecha. Todo esto influye a la hora de ayudar a los usuarios de la Axial-Flow a aprovechar al máximo las ajustadas ventanas de cosecha e impulsar la productividad y los beneficios.





Durante la difícil cosecha del pasado verano en muchas zonas de Europa, con lluvias intermitentes y, en ocasiones, muy intensas, la tecnología AFS Harvest Command demostró mejorar las Axial-Flow al trabajar en condiciones de humedad del cultivo, midiendo factores como la carga del motor y los daños en el grano/MOG, y ajustando automáticamente la velocidad de avance para maximizar la alimentación y el rendimiento respecto a dichos factores.


De este modo, el sistema permite a los usuarios obtener el máximo rendimiento de sus máquinas en condiciones difíciles seleccionando uno de cuatro modos de ajuste automáticos:


  • Rendimiento: para obtener el máximo ahorro y 'calidad de grano' a la vez que se optimiza la productividad.

  • Calidad del grano: para obtener la máxima calidad del grano a la vez que se minimizan las pérdidas y se optimiza la productividad.

  • Productividad fija: donde la cosechadora se ajusta automáticamente para mantener una muestra de calidad con la productividad deseada.

  • Productividad máxima: Este último ajuste en particular fue el que ayudó a muchos agricultores durante la cosecha de 2021, maximizando la productividad por hora mientras la máquina se ajustaba automáticamente para priorizar la cantidad de grano manteniendo una muestra de calidad.

Dos series


Las cosechadoras Axial-Flow están disponibles en dos gamas para adaptarse a una gran variedad de explotaciones agrícolas. Las Axial-Flow serie 150, que producen un alto rendimiento con un compacto diseño, están dirigidas a agricultores con explotaciones de tamaño medio, empresas de servicio y propietarios de flotas que buscan una alta capacidad, calidad del grano y versatilidad, con áreas de trilla, separación y zonas de cribado que son muy destacadas dentro de su clase, para mejorar la capacidad en ha/h.


Las Axial-Flow serie 250 están destinadas a satisfacer las necesidades de agricultores con grandes explotaciones, empresas de servicio y propietarios de flotas que buscan una alta capacidad, la máxima calidad del grano, y tecnología y automatización diseñadas para maximizar la productividad de la cosecha.


Fuente: Canales Sectoriales