JCB y un hito en el desarrollo de maquinaria sostenible

JCB, desarrollador de las primeras máquinas de construcción en funcionamiento del mundo, impulsadas por hidrógeno, presentó hoy otra primicia mundial para la industria: un reabastecimiento de hidrógeno móvil.





JCB está invirtiendo 100 millones de libras esterlinas en un proyecto para producir motores de hidrógeno supereficientes y ya ha presentado prototipos funcionales de una retroexcavadora y un manipulador telescópico Loadall alimentados por hidrógeno.


Hoy, la compañía anunció otra primicia en la industria: un reabastecimiento de hidrógeno móvil, que proporciona una manera rápida y fácil para que los clientes reabastezcan sus máquinas en el sitio.


Alrededor del 97 por ciento de las máquinas de construcción reciben combustible mientras trabajan en el sitio. Esto significa que los clientes ya están acostumbrados a un combustible transportable, lo que permite recargar en cuestión de minutos.


El presidente de JCB, Lord Bamford, que dirige el proyecto de hidrógeno de JCB, dijo: “Desde que nos convertimos en la primera empresa de equipos de construcción en presentar máquinas impulsadas por hidrógeno, muchos han preguntado cómo se pueden reabastecer de combustible.


“Bueno, hoy tenemos una respuesta con nuestro nuevo sistema móvil de reabastecimiento de hidrógeno, que permite que nuestro reabastecimiento de combustible tome hidrógeno de los remolques de tubo en el sitio y lo distribuya a las máquinas mientras operan en el lugar de trabajo.


“Los combustibles fósiles no son el futuro y el hidrógeno es la solución práctica para alimentar nuestras máquinas en las próximas décadas. Nuestros ingenieros británicos están haciendo un trabajo fantástico en el desarrollo de esta tecnología y hay muchos más desarrollos emocionantes por venir”.


Un equipo de 100 ingenieros está trabajando en el proyecto. La primera máquina impulsada por hidrógeno que se presentó fue una retroexcavadora JCB seguida, hace un año, por un manipulador telescópico Loadall. La tecnología pasó a mostrarse en la Zona Verde en la COP26 en Glasgow mientras los líderes mundiales debatían medidas para reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.


JCB ha fabricado motores desde 2004, produciéndolos en plantas en Derbyshire y en Delhi, India. El año pasado, JCB celebró un hito importante con la producción de su motor número 750.000.


BENEFICIOS DE LA ENERGÍA DE HIDRÓGENO


Para las industrias de la construcción y la agricultura, las baterías no siempre son una opción viable. Para alimentar maquinaria pesada, las baterías tendrían que ser enormes y, por lo tanto, resultarían pesadas in situ y caras tanto de fabricar como de operar.


También habría problemas de carga cuando se trata de recargar, ya que las máquinas a menudo funcionan lejos de la infraestructura existente, ya sea en minas, canteras, tierras de cultivo o en sitios de construcción grandes y remotos, y, por supuesto, sería poco práctico. e inseguro tender cables eléctricos a través de los campos o en el lugar de trabajo para cargar las máquinas.


Además, para un ingeniero acostumbrado a motores de gasolina o diésel, volver a formarse en modelos eléctricos significa prescindir de mucho de lo que sabe y empezar de cero. Los problemas logísticos serían importantes.


Los motores de hidrógeno resuelven todos estos problemas, ya que funcionan según el principio de combustión interna y resultarán familiares para cualquiera que esté acostumbrado a los motores diésel o de gasolina. Además, el costo es aproximadamente el mismo que el de los motores tradicionales que funcionan con combustibles fósiles.


Y el principal beneficio, por supuesto, es que estos motores de hidrógeno no emiten dióxido de carbono a la atmósfera, por lo que son totalmente neutros en carbono. Para la producción de hidrógeno verde, incluso podemos utilizar el excedente de energía renovable generada por energía solar o eólica que actualmente no se utiliza.


Ahora el hidrógeno empieza a tener mucho sentido. Para empezar, es el elemento más abundante del universo. A nivel práctico, un motor de hidrógeno utiliza una tecnología similar a la de los sistemas de propulsión ya existentes. También es resistente y rentable, y puede integrarse en todo tipo de transmisiones. Y lo que es más importante, al tratarse de una tecnología familiar y poco compleja, el hidrógeno supone una solución ideal sin emisiones de carbono para nuestros clientes, y nuestra cadena de suministro de fabricación de alta calidad ya existente, es capaz de satisfacer la demanda. El hidrógeno parece ser una mejor manera de hacer las cosas.


JCB tiene una gran convicción de que la energía del hidrógeno será una parte clave de la solución para responder a la amenaza constante del cambio climático y que la compañía va a estar firmemente a la vanguardia de la revolución del hidrógeno.